La sección de pianos es el eje principal de nuestra tienda.

Actualmente, Josep Audenis Prat encarna la cuarta generación dedicada a este instrumento. Inició el aprendizaje con su padre y posteriormente amplió su formación profesional en las fábricas de pianos Euterpe y Schimmel de Alemania. Finalmente obtuvo la certificación a la Steinway Academy de Hamburgo que lo acredita como uno de los mejores especialistas y técnicos en afinació de pianos de nuestro país.

                              

   

Un piano en buen estado se desafina gradualmente y baja de tono alrededor de 1 Hz en un año. Si esta bajada se acumula el piano además de desafinado estará bajo de tono. Cuando se afine de nuevo todo el piano se tendrá que adaptar al cambio de tensiones de las cuerdas:
Cada cuerda tiene una media de 70 a 100 kilos de tensión (los bordones más graves llegan a los 200 kg), que sumadas dan entre 15 y 20 toneladas que deben aguantar el clavijero, el arpa y la tabla armónica (además las cuerdas hacen una fuerza de unos 360 kg sobre el puente, y éste sobre la tabla armónica). Si se sube la tensión de todas las cuerdas de un piano, el cambio de peso es muy importante y necesita días para adaptarse y repartir la tensión, esta adaptación conlleva una desafinación.
Como la estructura del piano (el arpa metálica y la tabla armónica) tienen cierta elasticidad, además de la elasticidad de las propias cuerdas de acero y la torsión de las clavijas, cuando se sube el tono al piano, la estructura, cuerdas y clavijas del piano se mueven y modifican las tensiones de las cuerdas a medida que se vayan afinando, y también en los días siguientes a la afinación, haciendo la afinación inestable y haciendo que el piano necesite más de una afinación.
El proceso de deformación elástica de la estructura del piano, de las cuerdas y de las clavijas no es solamente inmediata. Por ese motivo a veces no se puede subir el tono del piano y afinar, hay que volver otro día a afinar el piano.
Las subidas de tono además conllevan un riesgo de romper alguna cuerda, cuanto mayor es la subida de tono y cuantos más años tengan las cuerdas mayor probabilidad de rotura hay.

Hay pianos que necesitan afinaciones regulares:
• Los pianos que tienen mucho uso como los de las escuelas de música.
• Los pianos con requerimientos especiales como los de concierto o salas de grabación.
• Los pianos nuevos deben afinarse el mismo año porque bajan de tono antes por estar todavía adaptándose a las tensiones de las cuerdas y a la humedad de la casa.
• Los pianos que han sido trasladados deben afinarse después del traslado, cuando las maderas del piano se han adaptado a la humedad de la nueva casa.
• Los pianos situados en lugares con grandes cambios de humedad, así como los pianos situados cerca de aires acondicionados o radiadores, con incidencia del sol o corrientes de aire, se desafinan antes. Por eso es importante dentro de lo posible situar el piano en lugares con condicionas adecuadas: lejos de ventanas, preferiblemente lejos de paredes que den al exterior, lejos de radiadores y lejos de la corriente del aire acondicionado.

Estamos a su servicio para afinar su piano

PidE cita